Cómo advertir una maniobra utilizando el brazo

Cuando se va a realizar una maniobra existe la obligatoriedad de comunicarla de forma adecuada al resto de usuarios de la vía. Así, si queremos adelantar, cambiar de dirección, estacionar, pararnos o realizar cualquier otra maniobra, deberemos advertirla usando alguno de los métodos estipulados a tal efecto.

Lo más habitual suele ser ayudarse de las señales luminosas del automóvil, pero también podemos vernos en la situación de que estas luces no funcionen de forma adecuada por algún problema y debamos advertir las maniobras con ayuda del brazo.

Es muy importante señalar que las señales realizadas con el brazo son completamente válidas siempre y cuando sean claramente perceptibles por los otros usuarios de la vía y se realicen de forma correcta. Además, estas señales tendrán preponderancia sobre cualquier otra señal óptica, incluso si es contradictoria.

A la hora de realizar una advertencia óptica con el brazo, deberemos efectuarla con la suficiente antelación antes de comenzar a realizar la maniobra señalada. En el caso de los desplazamientos laterales se marcarán con el brazo extendido con la palma hacia abajo, si nos vamos a desplazar hacia el lado que señala el brazo, o con el brazo doblado hacia arriba y la palma extendida, si pensamos girar al lado contrario.

En caso de querer circular marcha atrás, habremos de advertirlo sacando el brazo por la ventanilla, extendiéndolo y girando la palma de la mano hacia atrás.

Hay que recordar que las maniobras siempre suponen una situación de riesgo por lo que su correcta señalización es fundamental para reducir los peligros de sufrir un posible accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *