El transporte de niños pequeños

Por norma general el transporte de personas, no suele presentar mucha complicación en cuanto a la normativa reguladora. No es posible transportar más personas que plazas autorizadas tenga el vehículo, cada persona debe ir  sentada en su asiento correspondiente, los ciclos o ciclomotores unipersonales no podrán transportar a más de una persona,… Nada especialmente complejo, y en muchos casos, son medidas de sentido común que ni siquiera resulta necesario estudiar. Simplemente con nuestra experiencia como pasajeros, estamos al tanto de ellas.

Sin embargo, cuando se trata de transportar niños pequeños la cosa cambia y entran en juego algunas variables que hacen que el asunto presente algunos condicionantes que conviene saber.

Así, queda totalmente prohibido circular con un menor de 12 años ubicado en alguno de los asientos delanteros del vehículo, salvo que dispongan de algún dispositivo homologado a tal efecto, como una sillita o un “cojín”. De igual modo,  llevar de pasajero a un menor de doce años a bordo de una motocicleta o ciclomotor está prohibido, punto que se extiende a los vehículos con sidecar.

En el caso de los ciclos construidos para transportar sólo una persona, si se les puede acoplar un asiento adicional homologado, entonces sí  que puede transportarse a un menor de siete años en dicho asiento, siempre y cuando el conductor del ciclo sea mayor de edad.

De forma excepcional, se permite el transporte de pasajeros mayores de 7 años en los ciclos, siempre que se cumplan las medidas de seguridad exigidas, el pasajero circule con un casco homologado en la cabeza y los conductores sean los tutores, padres, madres o un mayor de edad autorizado por éstos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *