Señales y órdenes de los agentes de circulación (1)

Cuando el conductor piensa en la señalización suele hacerlo relacionando ésta con señales de tráfico como las de Stop y Ceda el paso o bien, en señales luminosas como los semáforos. Sin embargo pocas veces se cae en la cuenta de que buena parte del conjunto de la señalización está compuesto por órdenes y señales de los agentes de circulación. Por eso, es necesario tener claro cuáles son éstas y su significado.

Conviene diferenciar entre las señales que realizan cuando los agentes van en vehículos a las que hacen con sus brazos o cuerpo en una posición estática.

Entre las primeras destacan las banderas de tres colores: rojo, verde y amarillo. La bandera roja señaliza que la calzada queda temporalmente cortada al tráfico salvo para aquellos vehículo que acompaña o escolta el agente. Por el contrario, la bandera verde significa que la calzada queda nuevamente abierta al tráfico. Mientras que la bandera amarilla avisa de un peligro en la vía, por lo que hay que extremar la precaución.

Si un agente, desde su vehículo, comienza a hacer señales con el brazo, extendiéndolo hacia abajo de forma inclinada, entonces está transmitiendo la obligación de detener el vehículo al que se dirige la señal.

Finalmente, si un vehículo de los agentes de circulación conecta sus luces rojas o amarillas intermitentes hacia delante quiere señalar que el conductor que le precede debe detener su vehículo en el lado derecho de la calzada.

En un próximo texto analizaremos las señales del segundo tipo, las que realizan los agentes desde una posición estática con sus brazos o cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *